Venta de embutidos ibéricos

Un viaje a los orígenes de la gastronomía La elaboración de embutido supuso en la antigüedad un enorme paso para conservar la carne durante más tiempo introduciéndola y embuchándola en tripas de animal. Pese a que su uso original es distinto al de hoy, como aperitivo, como acompañamiento o como complemento indispensable de algunos de los platos más memorables de la gastronomía española, resulta evidente que su importancia en nuestra dieta es fundamental. Por ello, desde el e-commerce de La Cuina d’en Garriga hemos apostado por escaparate virtual de venta de embutidos online con una selección de los mejores productos. Embutidos de diferentes orígenes y tipologías, que conocemos y disfrutamos a diario en nuestro restaurante y en casa. Es por ello que un producto con tanta historia y tan integrado en la gastronomía mediterránea de alta calidad no podía faltar en la tienda online de La Cuina den Garriga. Nuestra selección de embutidos incluye una representación de los embutidos ibéricos online, catalanes y vascos que representan la excelencia de cada una de estas regiones. Pasión por el gusto mediterráneo << Si tuviéramos que elegir una categoría de alimentos que representara la gastronomía española y sus diferentes regiones, los embutidos ibéricos podrían ser un perfecto ejemplo de ello.>> Los embutidos son una categoría de alimentos bastante característicos de diferentes países mediterráneos, sobre todo de España, Italia, Francia y Grecia (en menor medida). Los embutidos ibéricos son el acompañamiento perfecto y también son un aperitivo que presente en todas las casas. Por ello hemos querido que comprar embutidos online sea tan natural como tenerlos en la mesa. En Italia encontramos el salami, en Francia, el Saucisson y, en España, encontramos los embutidos, entre los cuales, el más conocido es el chorizo. Si tuviéramos que elegir una categoría de alimentos que representara la gastronomía española y sus diferentes regiones, los embutidos ibéricos podrían ser un perfecto ejemplo de ello. Sabores emparentados Según el gusto de algunos, el chorizo es el menos noble de los embutidos ibéricos. Es por ello que hemos elegido trabajar con Maldonado, que hace un chorizo utilizando una materia prima muy noble: Un cerdo ibérico 100%, que se alimenta exclusivamente de bellotas y que camina en libertad durante decenas de kilómetros cada día. Pero no solo existe el chorizo, en la selección de embutidos online hemos incluido también otros sabores como el del fuet, parecido al saucisson francés pero un poco más seco o la longaniza. Ahora comprar fuet online o comprar longaniza gourmet online, por ejemplo, puede hacerse desde un solo lugar. Por ejemplo, al comprar longanizas online, quizás muchos no saben que la carne es la misma que en un fuet casero pero lo que varía es la receta y también su forma más alargada. El fuet picante, por otro lado, lleva un poco de chile para que tenga un sabor más picante. La variedad de productos es infinita pero en La Cuina d’en Garriga hemos hecho una selección de los embutidos que mejor representan los diferentes sabores de las regiones de la península ibérica y también de baleares, con la inclusión de la sobrasada. Pese a que este producto es de origen balear, en este caso la que fabrica Cal Rovira es exactamente igual ya que cuentan con unos cerdos, blancos en esta ocasión, que resultan en un producto excepcional. “Traspasar las barreras del tiempo para preservar el mejor sabor” La tradición de introducir o embutir carne en tripas de animales para fomentar su conservación se remonta a tiempos inmemoriales. A muchos hoy en día les parecerá un enigma cómo conseguían conservar la carne fresca nuestros antepasados durante el mayor tiempo posible, ya que este producto tiene una vida óptima muy corta. En este sentido, la aparición de la sal jugó un papel esencial. La salazón de la carne permitía conservar piezas de carne y de pescado durante más tiempo. Este tipo de elaboración comenzó miles de años antes de Cristo y se mantiene en la actualidad, pese a haber sofisticado su elaboración. La tecnología ha permitido obtener embutidos de mayor calidad, con multitud de matices de sabor pese a que, en esencia, estos embutidos no son muy diferentes a los que se elaboraban en la antigüedad. Para encontrar los primeros embutidos debemos remontarnos al Imperio Romano, donde ya se elaboraban salchichas y embutidos para consumir en contextos rituales o de celebración. Pese a que no se conoce exactamente cuándo comenzaron a elaborarse los primeros embutidos es frecuente encontrarlos en obras literarias que muestran que su consumo era algo habitual. De hecho, en el poema épico La Odisea, atribuida al poeta griego Homero, escrita en el siglo VIII a. C., ya se describe un tipo de carne embutida que podía asarse al fuego. Parecido a lo que hoy sería la butifarra o la sobrasada. Objetivo: la máxima conservación No fue hasta la Edad Media cuando la producción de embutido se sofisticó y se popularizó el muchos lugares del continente europeo. Esa es la razón por la que muchos de los embutidos que conocemos en la actualidad tienen el nombre del lugar del que proceden. Con la llegada de la Revolución Industrial y su aplicación a la industria alimentaria, llega la incorporación de técnicas como la cocción o el uso de elementos como el humo para dotar de un sabor especial a la carne y favorecer también, con ello, su conservación.
La tienda

envío gratuito en compras superiores a 70 eur